Tarta Sacher

0
1681

La tarta Sacher, con sus grandes capas de bizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados, es un símbolo de la repostería austriaca, una de las mejores de Europa.

Rica en chocolate y con un toque agridulce y perfumado de fruta, esta tarta se puede hacer también sin ingredientes de origen animal (huevo, leche) como lo pide la receta original.

Según Wikipedia, la tarta “fue inventada en 1832 por Franz Sacher, que en ese entonces era un joven aprendiz de repostería, para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich. Tras pasar 16 años trabajando en Bratislava y Budapest, Sacher volvió a Viena y abrió una tienda de delicatessen y vinos. Eduard, el hijo mayor de Franz Sacher, fue aprendiz de repostero en la confitería vienesa Demel. Allí empezó a confeccionar la tarta de su padre en la forma que hoy se conoce. En 1876 fundó el Hotel Sacher, todavía hoy existente, y comenzó a vender la Sachertorte”.

Hay muchas versiones de esta receta, pero la mayoría cae en dos categorías: con o sin la harina de almendra en la mezcla de pastel.

Optamos por la versión sin la harina de almendra para no poner en peligro la estructura del bizcocho.

Imprimir receta
Tarta Sacher
Rica en chocolate y con un toque agridulce y perfumado de fruta, esta tarta se puede hacer también sin ingredientes de origen animal (huevo, leche) como lo pide la receta original.
Votos: 2
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Plato Merienda
Cocina Austriaca
Recetas Postres
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Tiempo de reposo 2 horas
Raciones
porciones
Ingredientes
Cobertura
Plato Merienda
Cocina Austriaca
Recetas Postres
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Tiempo de reposo 2 horas
Raciones
porciones
Ingredientes
Cobertura
Votos: 2
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Calentamos el horno a 170 grados (temperatura media).
  2. Preparamos un molde de 26 cm de diámetro. Si empleamos un molde siliconado, lo usamos tal cual porque no se pega la masa al hornearla. Si es un molde desmontable, ponemos papel pergamino o lo engrasamos con aceite y lo enpolvoreamos con cacao.
  3. Mezclamos 2 minutos los siguientes ingredientes en una batidora de vaso: aguafaba, la mermelada de frutos rojos, el aceite y el chocolate rallado.
  4. Por otro lado mezclamos en un bol la harina, la levadura, el azúcar (o fructosa), el azúcar vainillado, la canela y un pincho de sal.
  5. Agregamos la mezcla de harina a la batidora y mezclamos todo 2 minutos más.
  6. Vertimos todo en el molde y nivelamos.
  7. Horneamos por unos 45 minutos. Antes de sacar el molde del horno, comprobamos si la base está bien hecha por dentro: pinchamos la tarta con un palillo y si sale limpio significa que ya está hecha).
  8. Sacamos la base del horno, la dejamos templar unos minutos y la desmoldamos, dejándola después que enfríe sobre una rejilla.
  9. Una vez esté fría, la partimos por la mitad horizontalmente. Cuanto más fría, mejor se cortará.
  10. Colocamos la parte baja de la base en un soporte o plato grande y untamos la mermelada de albaricoque. Volvemos a colocar la otra mitad por encima.
  11. Preparamos la cobertura de la tarta Sacher: fundimos el chocolate junto a la leche de coco hasta que obtengamos una crema sedosa. Si esta demasiada amarga, añadimos un poco de azúcar.
  12. Untamos la cobertura por todos los lados, tanto por encima como por los lados, repartiendo bien la mezcla, empezando por la parte de encima y bajando.
  13. Dejamos la tarta a enfriar en la nevera como mínimo 2 horas antes de servirla.
Notas de la receta

Si no tienes una batidora de vaso puede utilizar una de mano o incluso una varilla. En este caso asegúrate de que el chocolate esté bien rallado o, mejor aún, lo puedes derretir dentro del aguafaba antes de usarlo.

DEJAR UNA RESPUESTA