Infusión de jengibre y limón
Una bebida que se puede servir fría o caliente, de sabor refrescante y ligeramente picante, muy buena para ayudar la digestión. No lleva teína, ni alcohol, así que se puede tomar también por la noche, antes de ir a dormir. Ayuda a mejorar el metabolismo.
Raciones Tiempo de preparación
2raciones 5minutos
Tiempo de cocción
10minutos
Raciones Tiempo de preparación
2raciones 5minutos
Tiempo de cocción
10minutos
Ingredientes
Instrucciones
  1. Lavamos bien la raíz de jengibre. Podemos usar un cepillo de cocina para eliminar cualquier traza de tierra y suciedad.
  2. Cortamos el jengibre en rodajas finas.
  3. En una cacerola ponemos a hervir el agua.
  4. Cuando empiece a hervir, añadimos el jengibre. Bajamos la temperatura y dejamos a hervir a fuego lento – 10 minutos.
  5. Colamos el liquido en una garrafa y añadimos un poco de zumo de limón exprimido o limón en rodajas.
  6. Se puede servir como bebida fría con un cubito de hielo. Para los que prefieren bebidas dulces, se puede añadir una cucharadita del edulcorante preferido: jarabe de arce, agave, azúcar de caña o de coco, etc.
Notas de la receta

Si no te gusta el limón, lo puedes cambiar por uno de los siguientes ingredientes:

  • un poquito de canela
  • unas hojas de menta
  • un poco de cúrcuma fresca para los amantes del picante