Champiñones Portobello con ajo y polenta asada
Una receta de origen italiano, estos champiñones salteados con aceite de oliva y aromados con ajo y perejil son una auténtica delicia vegetariana. Si además le añadimos algunos trozos de polenta asada a la parrilla y enriquecida con parmesano, ya tienes delante un plato que asombrará a todos tus conocidos.
Raciones Tiempo de preparación
2porciones 45minutos
Raciones Tiempo de preparación
2porciones 45minutos
Ingredientes
Instrucciones
  1. Prepara una polenta con 400 ml de agua, un poco de sal y los 80 gramos de la harina de maíz. Después de cocerse unos 5 minutos, agregar el parmesano y colocarla en un recipiente con un poco de aceite, preferiblemente cuadrado o rectangular.
  2. Deja que la polenta se enfríe y métela en una nevera.
  3. Después de enfriarse, corta la polenta en rebanadas de un dedo de grosor y deja que coja un poco de corteza antes de colocarla en la parrilla.
  4. Aparta las patas de los champiñones y corta los sombreros en rodajas gruesas de 8-10mm.
  5. Limpia y trocea el ajo.
  6. Calienta el aceite en una sartén profunda.
  7. Agrega y saltea los champiñones hasta que estén dorados.
  8. Agrega el caldo de verduras y, opcionalmente, el vino blanco.
  9. Deja la cacerola sobre el fuego unos 2-3 minutos más, añade el perejil, la sal y la pimienta al gusto. Retira la sartén del fuego y cúbrela para que no se pierdan los jugos.
  10. Asa los trozos de polenta a la parrilla. Ten cuidado de no mover las piezas de polenta mientras están sobre la parrilla hasta que no cojan una corteza.
Notas de la receta

Servir el salteado de champiñones con la polenta asada. Va de maravilla con un vino blanco, fresco y afrutado.