¿Qué alimentos no deben faltar en la dieta semanal?

Incluye estos alimentos en tu dieta habitual para fortalecer tu sistema inmunológico y gozar de una mejor salud

0
457
¿Qué alimentos no deben faltar en la dieta semanal?

Debido al trabajo en exceso o a otras preocupaciones, incluso aquellos que presumen de tener un estilo de vida saludable a menudo tienen dificultades para tener una alimentación equilibrada.

Por ello, tanto si sigues una dieta tradicional como una dieta vegetariana, no olvides incluir en tu menú semanal los alimentos que expongo más abajo, porque te ayudarán a sentirte mejor y a gozar de una mayor salud.

¿Por qué exactamente estos alimentos? Debido al alto nivel de contaminación, tanto las verduras como las frutas de hoy en día tienen un menor nivel de nutrientes que hace 100 años.

Además, si no son recogidas y consumidas en el momento, los nutrientes disminuyen poco a poco. Y si encima contienen una cantidad mayor o menor de químicos, éstos interactúan con los nutrientes cambiando su estructura.

Una vez en el cuerpo, los nutrientes no son reconocidos como tal, y para arreglar este proceso y tener una alimentación más equilibrada, es recomendable integrar los siguientes ingredientes en tu dieta semanal.

¿Qué alimentos no deben faltar en la dieta semanal?

  • Algas marinas: Se pueden tomar a diario (a partir de los 6 meses hasta la vejez). Si no te gustan demasiado, puedes recurrir a suplementos naturales de chlorella, espirulina y dulse.
  • Brotes frescos. Son las únicas fuentes vivas de nutrientes complejos (tienen tanto proteínas como calcio, hierro y otros minerales) que pueden consumirse frescos sin importar la temporada. Pueden comerse a diario sin problemas, aunque mi recomendación es que cada día alternes entre los diferentes brotes que hay (por ejemplo brotes de girasol, trigo verde, col roja, alfalfa, kale, ajo, etc.).
  • Zumos verdes. Bebe al menos 2 vasos grandes al día o 1-2 litros. Durante los períodos de invierno puedes preparar zumos verdes a partir de brotes variados, perejil, apio y otras verduras y frutas que pueden ser consumidas con hojas: manzana, piña y granada. Para comenzar, puedes probar esta receta de zumo verde.
  • Zumo de trigo verde, combinado con agua o con zumo de manzana, granada o zanahoria. Cuando se bebe solo, pueden tomarse como mucho 3 dosis de 60 ml de zumo de trigo verde puro al día.
  • Verduras. En todos tus platos, el porcentaje de verduras tiene que ser mayor en comparación con el de frutas. Consume verduras de todos los colores para un plus de vitaminas, y recuerda que las verduras verdes (el brócoli, la espinaca, las acelgas, etc.) siempre serán mejores gracias a su alto contenido de antioxidantes y nutrientes. Otra recomendación sería comer las verduras en combinación con cítricos para que el hierro se absorba mejor en nuestro cuerpo.
  • Leguminosas cocidas, sobre todo garbanzos, lentejas rojas, verdes, negras, habas, guisantes, alubias de todos los colores, al menos 3-4 veces a la semana. Si estás en una dieta vegetariana o vegana, trata de combinar las leguminosas con granos enteros (trigo integral, arroz integral o maíz) para beneficiarte de una proteína completa. Puedes echar un vistazo a nuestras recetas de hummuscrema de lentejas, estofado marroquí de alubias o albóndigas veganas.
  • Frutas variadas. Come al menos 2-4 frutas al día, aunque trata de no repetir las mismas frutas al día siguiente. Tampoco hay que exagerar con las frutas, ya que las frutas en exceso bombardean el cuerpo con fructosa y pueden cansar el hígado. Nuestra receta de ensalada de nueces y fresas seguramente te encantará.
  • Superalimentos. Cada vez se habla más de los superalimentos y con razón, ya que contienen una enorme cantidad de nutrientes por cada cucharadita. Agrega los superalimentos a los smoothies o ensaladas para un plus de energía.
  • Pan de masa madre. En lugar del pan tradicional, el pan de masa madre o pan sin gluten es mucho mejor. La masa madre tiene una mayor digestibilidad que el pan comercial, ya que rompe las proteínas del gluten y ayudará a la personas que tienen problemas digestivos, como el síndrome del intestino irritable o intolerancia al gluten. Normalmente encontrarás pan de este tipo en panaderías artesanales.
  • Semillas y nueces crudas, sin freír. Un puñado de semillas y nueces crudas al menos 3 veces a la semana. Las que hay normalmente en los supermercados suelen ser pasteurizadas, así que te recomiendo que encuentres únicamente semillas y nueces en cuyo embalaje pone Raw y Bio.
  • Aceite de cáñamo o semillas de cáñamo decorticadas para obtener Omega 3-6, al menos 3-4 veces a la semana. Se pueden comprar en tiendas naturistas o en línea.
  • Probióticos de fuentes vegetales cada día si es posible, y antes de irte a dormir. Aquí podemos mencionar probióticos naturales como el té de kombucha, la sopa de miso, el chucrut, el pepinillo, las micro-algas o el tempeh. También puedes optar por probióticos en cápsulas, como las que venden en el portal LuckyVitamin, que también realiza envíos a España.

Por supuesto, el deporte también podría considerarse como un alimento imprescindible, ya que ayuda a nuestro cuerpo a eliminar toxinas y el estrés, además de mantener el corazón con buena salud. Tan sólo 3 sesiones de ejercicio a la semana serán suficientes para mejorar tu circulación y fortalecer el sistema inmunológico.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y te invitamos a que nos digas cuáles son los alimentos que se han vuelto imprescindibles en tu menú diario o semanal.

¿Qué alimentos no deben faltar en la dieta semanal?
5 (100%) 1 vote

DEJAR UNA RESPUESTA