Cómo proteger tu salud cuando todos los que te rodean están enfermos

Te damos algunos consejos para evitar los resfriados y la gripe durante la temporada invernal

0
1026
gripe
[Foto: Wikipedia]

Bienvenidos a la temporada de los resfriados y la gripe, el momento del año cuando no sólo tienes que levantarte de la cama mientras aún es de noche y hace más frío, sino que también tienes que estar en la oficina escuchando a un coro de personas tosiendo y estornudando todo el día.

Sólo es cuestión de tiempo hasta que el virus de la gripe se cruce contigo en el camino. Pero por suerte, el hecho de caer enfermo o no depende sobre todo de las medidas preventivas que hayas tomado para fortalecer tu sistema inmunológico. Y este es exactamente lo que vamos a intentar hoy, entregarte algunos consejos sobre cómo evitar los resfriados, los catarros y la gripe durante la temporada de invierno.

En primer lugar, deberías aceptar la realidad de la situación: los gérmenes se propagan a la velocidad de la luz cuando se trata de espacios cerrados y llenos de gente como una oficina.

Alimentos para combatir resfriados

5 alimentos para combatir resfriados, catarros y la gripe

Si tomas estos alimentos con frecuencia, tus probabilidades de coger algún resfriado se reducirán considerablemente. [Leer más]

Cuando las personas estornudan, tosen o simplemente hablan, lanzan pequeñas gotas que pueden contener el virus de la gripe u otros virus. Incluso si no te alcanzan directamente, estas gotas infectadas pueden posarse sobre diferentes superficies, y por ejemplo en el caso de la gripe, el virus sobreviviría sin problema hasta un día.

Así que si tienes la mala suerte de ser alcanzado o de tocar el virus, caerás enfermo si tu sistema inmune no es lo suficientemente fuerte como para protegerse. Con este fin, te presentamos a continuación seis cosas que puedes hacer para evitar caer enfermo cuando todos los demás sí que lo están.

Lava tus manos frecuentemente

Es la mejor manera de eliminar gérmenes y prevenir los resfriados o la propagación de gérmenes a otras personas. El objetivo es el de matar a cualquier germen que se toca antes de que se abra paso y alcance las membranas mucosas, los ojos y la nariz, donde suelen instalarse para llevar a cabo su plan malvado. Si no puedes levantarte en la oficina para lavarte las manos varias veces al día, puedes recurrir a un desinfectante de manos a base de alcohol.

No toques tu cara

Sobre todo no toques tus ojos y tu nariz, ya que éstas son las áreas aprovechadas por los gérmenes para acceder a tu organismo. Por lo tanto, con el simple hecho de lavar tus manos y no tocarte la cara ya estás poniendo las cosas difíciles a los gérmenes que quieren enfermarte.

Limpia regularmente tu superficie de trabajo

Esto ayudará a prevenir la acumulación de gérmenes, reduciendo las posibilidades de infección. Para ello, usa una toallita desinfectante para limpiar tu escritorio o tu superficie de trabajo unas dos o tres veces al día en medio de la temporada de la gripe.

Vacúnate

La vacuna únicamente te ayudará contra la gripe, no contra los resfriados u otros virus aleatorios. Pero aunque te proteja sólo frente a la gripe, la vacuna es muy importante, ya que hace que tu organismo produzca anticuerpos específicos.

También hay que señalar que las vacunas deberían ser anuales, ya que los virus cambian mucho de un año a otro. Asimismo, también hay casos en los que una persona contrae la gripe incluso si fue vacunada, ya sea porque su organismo no tuvo tiempo de producir la suficiente cantidad de anticuerpos o porque dicho virus tenía más fuerza de lo normal. Aun así, las personas que se vacunan y aun así contraen la gripe, ésta suele ser mucho más suave.

Duerme más tiempo

Tener un sistema inmune sano y capaz de proteger al cuerpo frente a la invasión de gérmenes es otra manera importante de prevención. Aparte de recurrir a una alimentación rica en vitaminas y antioxidantes, también hay que asegurarse de haber dormido lo suficiente. Si tienes los días llenos debido a tu trabajo o si durante las noches duermes a medias, algunos expertos sugieren la práctica de la meditación con respiración profunda, según apunta la revista Nature.

Desarrolla más hábitos saludables

Comer de forma sana y hacer ejercicio con regularidad puede tener un impacto positivo en tu sistema inmunológico. Así que cuando todos los que te rodean están enfermos, recuerda continuar con tu rutina de fitness, incluso si hace frío afuera, y comer alimentos con muchas propiedades curativas y preventivas, como el jengibre, el ajo o el kiwi.

Incluso habiendo hecho todo lo que hemos dicho más arriba, es posible que no superes todos estos meses completamente ileso. Esto es sobre todo cierto si tienes niños, que suelen enfermarse con mayor rapidez que los adultos. En cualquier caso, si estás resfriado o con la gripe, trata de aprovechar el tiempo para dormir, beber té y comer alimentos saludables.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/vivessa.net/public_html/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 352

DEJAR UNA RESPUESTA