8 desayunos con aguacate

0
860

El aguacate

¡Ay, esta fruta tierna, verde y sabrosa! El aguacate no debe faltar de nuestra dieta por sus propiedades nutricionales, su sabor y su versatilidad para casi cualquier tipo de plato. Se puede usar en ensaladas, en salsas y patés (guacamole, guasacaca, etc), en cremas frías o calientes, en postres, en tortillas o revueltos, en bocadillos.

Una ración de 100 gramos de aguacate aporta unas 160 kcal debido a su contenido alto en grasas de aproximadamente 75%. No obstante, la grasa del aguacate es mayormente mono y poliinsaturada, es decir grasa saludable. Aparte de las grasas, el aguacate es una fuente importante de vitaminas – especialmente del grupo B, vitamina C, E y K, y minerales: potasio y magnesio.

Desayunos con aguacate

Como hemos ya mencionado, el aguacate es muy versátil y se puede consumir tal cual, rebanado sobre pan, o como ingrediente en muchos tipos de platos. Les presentamos 8 ideas de desayunos fáciles, salados y dulces, para empezar el día con energía y saciedad.

  1. Mediterráneo
    Pelamos y cortamos el aguacate. Añadimos una pizca de sal marina en escamas, un poco de zumo de limón recien exprimido y media cucharada de aceite de oliva virgen extra. Servimos con pan integral.
  2. Oriental
    Añadimos media cucharada de aceite de sésamo tostado y sal sobre cubitos de aguacate. Nada más. La intensidad del aceite de sésamo tostado da un sabor fuerte y distinto al aguacate que se sirve con pan fresco.
  3. Francés
    Con un tenedor, hacemos una pasta de aguacate y añadimos una cucharadita de mostaza Dijón y una pizca de sal. Al final, para un toque exquisito, se puede añadir eneldo fresco, bien picado. Se unta sobre pan o tortas de arroz o cualquier cereal. También se puede servir sobre trozos de verduras frescas: pimiento rojo, zanahoria, pepino.
  4. Con “huevo” duro
    Añadimos una pizca de sal negra de Himalaya y un poco de aceite de oliva. Machacamos con un tenedor para obtener un paté y servimos sobre pan fresco o tostado, con pepinillos en vinagre.
  5. Con “chorizo” 
    Añadimos una pizca de pimentón ahumado, dulce o picante según preferencia, un poco de sal y media diente de ajo muy bien picado, casí hecho pasta. Mezclamos todo con un tenedor y untamos sobre pan integral. Acompañiamos con tomates o cualquier verdura cruda de temporada.
  6. A la plancha
    Rebanamos el aguacate y lo ponemos un poco a la plancha, medio minuto por cada parte. Añadimos sal y pimienta recien molida. Para un toque picante, espolvoreamos un poco de togarashi – mezcla de condimentos picantes japoneses o chili.
  7. Batido
    En una batidora de vaso, vertimos una taza de leche vegetal caliente. Añadimos media aguacate o uno entero si es pequeño, 1 cucharadita de jarabe de agave (o de arce, de yacón, etc) y batimos 30 segundos.
  8. Chocolate
    Espolvoreamos cacao puro sobre media aguacate pelado y sin hueso, una cucharada de jarabe de agave, arce o yacón. O si hay un poco más de tiempo, preparamos el chocolate de aguacate que también se puede transformar en un helado rico.

¡Buen provecho!

DEJAR UNA RESPUESTA